20.12.16

FELICES FIESTAS Y BIENVENIDO 2017



Este año como no podía faltar, aquí os presento el nuevo Belén, levemente inspirado en los pesebres napolitanos.Espero que os guste. Nos vemos el año que viene.

29.11.16

PRIMULA VENERIS


ISLA DE MAPAS PERDIDOS


Poema perteneciente al libro inédito Biblioteca del príncipe di Sangro publicado en la revista La bolsa de pipas, número 102, Mallorca, septiembre 2016



ISLA DE MAPAS PERDIDOS
POR VINCENZO DELLA GIRANDOLLA
VENECIA 1743

Lloré mi juventud y la flor caída
de mis pobres días antes de tiempo
                Conde Leopardi

La lluvia penetra por todos los agujeros, y crece como un cáncer en la concha. Los estertores del estío en los últimos días de septiembre; el mar como un gran ataúd de insomnios y párpados, y sus olas arrojando en la arena ramos de bálagos y holoturias. Viento con yodo y la brisa con salitre. La mirada se puebla de cangrejos venenosos cuando contempla en la playa los despojos de la juventud. La memoria como un osario de ballenas suicidas; y cada recuerdo como un mapa de ausencias en el que toda cicatriz es reminiscencia. Mis ojos permanecen vendados con yeso, pero aun así puedo intuir esta antigua marea que nos acecha. Una antigua profecía es ahora mi tesoro. Tu perfume persiste aún en la almohada después de tanto tiempo. Mi soledad está manchada por la culpa o el deseo. Te llamo, humilde como una hache, pero el llanto se me ovilla en el cuello. Y solo entonces, recubro tu piel imaginada de besos y algas. Te recuerdo con la bruma del tiempo. Te recuerdo y llueve aún más en los huecos que dejaste. Te recuerdo y entonces me pregunto cuánta soledad cabe en un guante abandonado. Te recuerdo entre las brasas de volcanes heridos y el humo de madera trémula; ahora que la nieve del papel es la única que publica tus huellas. Pulo con aceite de lapislázuli aquellos versos blancos y libres como las sábanas donde nos amamos, o la plata calcinada de nuestros cuerpos. Hecho pedazos la memoria, soy lo que me rodea como una isla o lo que vive en mis adentros: soy un encantador de serpientes fracasado que interroga el silencio con dóciles músicas o con ripios repetidos desde siglos por ruiseñores persas.





NUMEROS Y LETRAS


PRONTUARIO DE HERALDICA ABOLIDA


Poema perteneciente al libro inédito Biblioteca del príncipe di Sangro publicado en la revista La bolsa de pipas, número 102, Mallorca, septiembre 2016


PRONTUARIO DE HERÁLDICA ABOLIDA,
EJEMPLO DE GRAN ERUDICIÓN RECOPILADO POR
DON DOMINGO DE MENDOZA.
MADRID 1678.

No hay más paraíso que los perdidos…
Barón de Bearn

Érase una vez hace ya mucho tiempo en la que los árboles huecos abrigaban a los vagabundos y la ternura del álamo aún no había sido traicionada por el hacha; en la que el gato soñaba con ser tigre y la aurora con ser campana; donde las abejas volaban ebrias de azúcares y mieles mientras los ángeles ejercitaban acrobacias en el cielo. Érase una vez un tiempo en el que los girasoles insumisos se volvieron hacia la luna; en el que las palabras a causa de la edad se volvieron nómadas como estrellas fugitivas. Érase una vez una infancia medida en relojes con arena de playa. Érase una vez la sonrisa de la bahía resplandeciente donde el eco del mar se encarcelaba en caracolas unísonas donde el agua era simultánea y sucesiva. Érase un tiempo en el que escribía églogas en primavera y alejandrinos en invierno. Pero ahora soy la soledad del papel blanco en la que ya nadie escribe y este libro no es más que una urna donde reposan los sueños rotos. Los días se repiten como nubes de lluvia. Habitado por una resonancia, el otoño pulsa guitarras y clavicémbalos de oro como un nimbo sin aroma. Las hogueras se alimentan de sangre y humo. La palabra colinda con lo oscuro. Mi propia profecía es mi memoria. Sueño con oráculos. Quemo mi llama con el fuego, mi propia desnudez entre las sábanas. La voz florece en los almendros; mientras de la boca de los barítonos crecen orquídeas hermafroditas. La lluvia recuerda un amor lejano, antiguo como el apellido de la nostalgia: ámbar de amor, resina pretérita: soles que parpadean en esta página. Esta soledad coronada de águilas. Esta belleza de zares derrocados y de princesas fugitivas. Esta melancolía de rosas y de dalias. Esta tristeza que avanza lenta como el óxido, pero inexorable como el tiempo. Un torso romano en medio del jardín de espigas quizá como un ancla abandonada. Palabras puras que ignoran su forma y contenido como las palomas su vuelo y su canto. El solsticio de la memoria entre tantas sílabas de viento inútiles, aquellos días como cuerdas de un arpa rota, aquel poema como antigua arqueología, como nostalgia de ser ángel.



CROWN DIAMONDS


EVANGELIO APOCRIFO DE SAN JUAN TADEO


Poema perteneciente al libro inédito Biblioteca del príncipe di Sangro publicado en la revista La bolsa de pipas, número 102, Mallorca, septiembre 2016




EVANGELIO APÓCRIFO DE SAN JUDAS TADEO
TRADUCIDO POR FRAY JERÓNIMO ESPINOSA
EN LA DOCTA CIUDAD DE SALAMANCA EN 1578



Las horas se alargan como humo de hoguera mientras en el cielo los ángeles saltan sobre colchones de espuma. Las sombras son devoradas por hormigas negras, mientras que los remordimientos agonizan en cámaras blancas de tristeza. El mar como un gran ataúd de insomnios y párpados, el cielo como un enjambre de voces a veces submarinas. Las agónicas gotas del reloj o el monótono martirio del tiempo presagian que la torre se inclinará sumisa ante la tierra en su antigua nostalgia de catástrofe. Agotados los fuegos, perecerán las salamandras. Las ruinas custodiadas por ortigas centinelas se cubrirán con una capa de culpa en el jardín de senderos anónimos. Morirán las campanas en un otoño oscuro y caerán las hojas de la tristeza de orgullo desgarrado. Los últimos rescoldos de fuego como una bandera roja que pregona tu ruina. El crepúsculo se arrojará como un ángel al abismo sin alas, tácito y lúcido en su silencio igual que una madreperla. La niebla te envolverá como un sudario de olvido; tu grito se ahogará como una flor estéril. Las llaves de plata se imantarán y así se abrirán las puertas de los sueños. Caerá el telón y Dios no será más que un arcaísmo para explicar la historia. Los reyes se exiliarán de sus reinos y los poetas enmudecerán por sí mismos. Todos estos escombros ornamentales medirán la abundancia de otra época en un simulacro de espumas, según el discurso de plata de los cisnes sobre un ocaso de oro.